jueves, 26 de agosto de 2010

Disparo inalámbrico de flash: Nikon CLS vs Radio

 
Iluminación con flash mediante sistema Nikon CLS, combinado con luz ambiente.
Modelo: Vanessa Almenar.
(c) Miguel Angel Muñoz Pellicer / www.photomamp.com

Este artículo está dirigido específicamente a usuarios del sistema de disparo inalámbrico de Nikon (CLS o AWL, al que en adelante me referiré exclusivamente como CLS), utilizandolo tanto en modo manual, como en TTL (iTTL).

Otros fabricantes disponen también de sistemas nativos para el disparo inalámbrico de flashes (Canon, Pentax, Olympus, Sony), pero cada uno tiene sus particularidades. En este caso, me limitaré a las particularidades del sistema CLS, con el que trabajo habitualmente.

En muchas ocasiones encuentro preguntas que, planteadas de diversos modos, pueden resumirse con la siguiente disyuntiva:

Si voy a trabajar con unidades de flash portátil desconectadas de la cámara...
¿disparo en CLS o por radiofrecuencia (radio)?

Antes de entrar en materia, vamos a una cuestión de lógica, que merece la pena mencionar: si vas a utilizar flashes antiguos o de otros fabricantes (no compatibles, por tanto, con CLS) la respuesta puede ser doble, según dos casos posibles (de estas respuestas puedes obtener ideas para plantearte qué comprar y como optimizar tu inversión, por ejemplo):

1- Si vas a utilizar unidades de flash no compatibles con CLS, pero dispones, al menos, de un flash CLS: puedes utilizar el sistema CLS como medio básico de disparo inalámbrico. Desde la cámara se generará el disparo del flash CLS (mediante el propio flash incorporado en la cámara, o una unidad que pueda utilizarse como "master / commander", según modelos). Una vez disparado el flash CLS, éste puede producir el disparo del resto (unidades no CLS) mediante célula óptica (más información sobre el disparo óptico en mi anterior entrada de este blog)

2- Si no vas a utilizar ni un único flash compatible con CLS, la respuesta es obvia: no puedes trabajar con el sistema CLS de Nikon (pero, de nuevo, dispones de más alternativas).

A partir de aquí, el resto del artículo está confeccionado para las situaciones en las que podamos elegir. Es decir, que (al menos alguna de) nuestra/s unidadad/es de flash sea/n compatible/s con el sistema CLS y, por tanto, también susceptibles de ser disparadas con sistemas ópticos y/o por radiofrecuencia (más información sobre sus particularidades, en este artículo anterior).

Cuando puedes elegir, la respuesta más acertada a la disyuntiva CLS vs radio es: depende.
Depende de los tipos de fotografía que podamos hacer, las situaciones en las que vayamos a fotografiar, etc. Éstas harán que nuestro sistema resulte más útil disparando las unidades de flash con CLS o con radio.

Puede que no parezca demasiado útil esta respuesta, para aquellos que estén pensando en invertir en uno u otro sistema y que no tengan aún ningún flash compatible con el sistema CLS de Nikon (bien de la marca Nikon o bien de fabricantes independientes).

Por el contrario, la intención al empezar por ofrecer esta respuesta es que sea lo más útil posible.

La primera intención al responder de este modo, es evitar la perspectiva dogmática. En ocasiones nos encontramos, con respuestas en las que unas circunstancias particulares, parecen ser extrapolables a todos los casos posibles... pero... no es así.

Hay muchas posibilidades, necesidades, situaciones ... y bolsillos !
La perspectiva dogmática hace que, en ocasiones:
- Desembolsemos más dinero del que necesitamos para obtener los resultados que queremos.
- Compremos equipos más caros para hacer lo mismo que hacíamos con equipos más sencillos (y en algunos casos, para hacer lo mismo que hacen los equipos que ya teníamos).
- Utilicemos equipos y sistemas más complejos de lo que nos gustaría.
- En suma, hace que (aparentemente) nos quedemos, a veces, sin alternativas.

Considero mucho más util, para llegar a una decisión personal (sobre qué comprar, cómo sacarle el máximo partido y como aprovechar lo que ya tenemos), considerar los "pros y contras" de cada sistema. Hablemos de lo que hablemos en fotografía, siempre será más útil (en mi opinión), tomar las decisiones de este modo.

En fotografía, la oferta de equipos, accesorios, gadgets, etc. se amplía diariamente. Siempre hay nuevos complementos que puedan resultar atractivos, interesantes, útiles, etc. Toda esta variedad resulta muy atractiva y, por supuesto, yo no me considero inmune a esa "atracción".

Sin embargo, prefiero diferenciar entre "lo que necesito" y "lo que me gusta".
Desde una perspectiva totalmente subjetiva (la cual no pretendo que sea generalizable), lo que "necesito" viene justificado por tres razones básicas:
- En primer lugar la calidad del resultado final: Si necesitamos obtener u ofrecer un nivel objetivo de calidad mínimo, no podemos trabajar con equipos que ofrezcan menos calidad de la requerida.
- En segundo lugar la fiabilidad: necesitamos equipos que respondan adecuadamente a los requisitos del trabajo, haciéndonoslo más fácil y reduciendo los márgenes de error.
- En tercero la economía. Puestos a establecer un orden, ubico en tercer lugar la razón económica, puesto que las anteriores tiene un peso esencial en nuestro trabajo. No obstante, a iguales calidades y fiabilidad, el criterio económico lo considero más bien "balanceado" con los dos anteriores y no posterior.

... ya sé que hay otras razones como la ergonomía, portabilidad, diseño, etc. pero éstas pueden pasar fácilmente a un segundo plano, cuando se impone la razón económica... (de nuevo, opinión personal...).

Pondré un ejemplo sencillo para entendernos, limitandonos a la cuestión sobre los sistemas de disparo. Es un ejemplo ficticio, pero que metafóricamente puede entenderse como aplicable a un potencial caso real (espero):

En ocasiones, descubrimos que el sistema CLS tiene sus limitaciones al trabajar en exteriores cuando la luz del sol puede afectar a la comunicación entre el emisor (master o commander) y el receptor (slave). Nuestra primera reacción es buscar un nuevo sistema de disparo que no falle en exteriores:
Vayamos a por unos disparadores por radio!
Al revisar los precios de los disparadores por radio, vemos que algunos valen lo mismo (o más) que ese nuevo flash que nos gustaría comprarnos... pero que no compramos porque resulta caro...
Por tanto, nos decidimos por unos disparadores baratos, pero que, al menos, sean por radio.

Tras nuestras primeras pruebas, vemos que los disparadores por radio fallan de vez en cuando... pero bueno... al menos, permiten trabajar en exteriores...

Si miramos atrás, podemos recordar que nuestro sistema CLS sólo fallaba a veces en exteriores... pero no en interiores...

¿Hemos mejorado nuestra fiabilidad con un sistema que falla de vez en cuando tanto en exteriores como en interiores, cuando nuestro anterior sistema (CLS) sólo fallaba en exteriores?

Como decía más arriba, éste ejemplo es una metáfora... una ficción... con ella sólo pretendo expresar que no merece la pena actuar por inercia. Si realmente necesitamos un equipo u accesorio, es mejor no darle muchas vueltas... a por él!
... pero nuestra decisión será más fundamentada si razonamos ese nivel de "necesidad" hasta estar lo más seguros posible.
Volvemos, de este modo, a nuestro tema de partida con una perspectiva un poco más clara: comentaré las virtudes y defectos de cada sistema, sin pretender ser demasiado exhaustivo (siempre puede haber alguna característica que se nos olvide, especialmente por no tener demasiada relación con nuestro trabajo cotidiano).

Pretendo ser lo más objetivo posible, pero incluso en este caso, de nuevo, es mi opinión. Observala como tal: una opinión más con la que contar; y procura (siempre) ser un poco crítico con lo que leas, por si acaso me equivoco :)
Ventajas del sistema CLS (no necesariamente por orden de importancia):

- Con el sistema CLS ya tienes el sistema de disparo. Sólo debes comprar (si no los tienes aún) los flashes. Lo más aconsejable es empezar por un flash. Si ya lo tienes, no necesitas inversión económica... lo que necesitas (tal vez), es inversión en tiempo: prueba todas sus posibilidades, modificadores de luz que puedas tener por casa ("cono" de cartulina, sábana blanca como difusor, cartulina blanca como reflector, ...), etc.
A veces nos complicamos la existencia pensando en que vamos a necesitar una gran cantidad de flashes... y a veces acabamos utilizando sólo dos ... o uno!

- Permite la sincronización a la velocidad más alta de la cámara nikon (con una bajada de la potencia del flash obviamente... pero permite disparar a velocidades altas, que a veces resulta muy útil!). Para una mejor comprensión de qué y porqué baja la potencia del flash, puedes consultar este estupendo artículo de Neil Van Niekerk; lo explica y demuestra de forma magistral:

- Los flashes compatibles con CLS, no tienen porqué ser caros (esta es una confusión habitual). Ya hace tiempo que pueden encontrarse en el mercado flashes de fabricantes independientes, con precios muy asequibles, compatibles con el sistema CLS (entre otras cosas, mucho más económicos que algunos sistemas de disparo por radio, de rango medio-alto) y 100% fiables.

- El CLS cubre casi todas (o directamente todas) las situaciones de disparo en interiores. En exteriores, puede que el sol "ciegue" las células receptoras. Pero recordemos que en muchas ocasiones, al trabajar en exteriores, buscamos lugares de sombra para alojar al sujeto. En ese caso, el sistema CLS no suele fallar.
Incluso, trabajando en exteriores, la ubicación estratégica de las unidades de flash y la posibilidad de "sombrear" sus células receptora (mediante una tarjeta de visita, por ejemplo), puede solucionarnos el problema (en mi artículo anterior, enlacé con una explicación de David Hobby que resulta muy clarificadora).

- Respecto a la relación emisor-receptor: en principio, es cierto que los flashes receptores deben orientarse hacia el "emisor"...
... en caso de que la luz del emisor no se refleje!
Si la luz del emisor se refleja (en una pared, sujeto, etc.), las direcciones desde las cuales, los receptores pueden recibir la señal, se multiplican. Los flashes recibirán la orden de disparo igualmente (incluso iluminando con una esquema "clamshell", el sistema CLS funciona). Por tanto, la orientación entre flash receptor y flash emisor, puede ampliarse cuando estamos en un espacio que genere reflejos (en interiores, en la mayoría de los casos).
Podremos utilizar tres categoría de "emisores": emisor IR (que no emitirá luz visible en la toma), flash compatible con CLS (y que permita la función de "master") alojado en la cámara o incluso el propio flash incorporado en algunos modelos de cámaras Nikon. Todos ellos se conocen como "commander" o "master" cuando funcionan como "emisores".

- Las diversas unidades de flash empleadas pueden asignarse a canales y grupos:
Los canales permiten diferenciar entre los flashes que se dispararán y los que no, en el mismo espacio (pese a que pueda llegarles la señal del emisor). ¿Qué utilidad tiene ésto? una muy buena: dos fotógrafos trabajando en el mismo espacio, pueden asignar sus flashes a canales distintos y así evitar que los disparos de uno de ellos, disparasen los del otro (problema inevitable al trabajar con las clásicas células ópticas).
Los grupos permiten asignar valores de exposición diferentes a diversos flashes a la vez (asignados todos ellos a un mismo grupo) a cada flash individual (asignando un único flash al grupo). Esta modificación de los valores de exposición puede ser un control directo de la potencia de flash (en manual), o mediante valores de "sobreexposición" y "subexposición" (en Auto y TTL).
- El sistema CLS, permiten controlar la potencia de los flashes desde la cámara, en cuantías muy precisas (porciones de EV), más de lo que suelen permitir los flashes directamente. Este control es muy preciso y obviamente, cómodo.
Puede parecer un poco "aparatoso" modificar estos valores en el menú de la cámara... pero considero mucho más complicado (y lento), modificar los valores individuales de cada flash cuando tenemos que atravesar el set para cambiar, por ejemplo, el valor de la luz de fondo.

- El sistema CLS permite trabajar con TTL 100% fiable (algunos sistema por radio, ya lo permiten tambien... pero no suelen ser los más económicos). En muchas ocasiones, parecerá que el TTL no funciona correctamente... en algunos de estos casos, lo que está ocurriendo realmente es que se nos olvida aplicar el sistema de zonas para la medicion que hará el flash en TTL, al igual que haríamos con la luz contínua si trabajásemos en "program".

- Cuando trabajamos con CLS, no todos los flashes necesitan ser CLS. Ubicados de forma estratégica (por ejemplo, detrás del sujeto para realizar luces de contorno), sólo los flashes CLS recibirán el predestello, mientras que los flashes no CLS sólo recibirán el destello real de las unidades CLS (siguiendo con el ejemplo de clamshell, si añadimos un flash detrás de la/el modelo, éste sólo recibirá la luz cuando los flashes del "clamshell" se disparen, sin que le afecte el predestello).

Ventajas del disparo por radiofrecuencia o "radio" (no necesariamente por orden de importancia):

- Ofrecen un mayor alcance: desde distancias mínimamente mayores al sistema CLS en los kits por radio económicos, hasta cientos de metros en el caso de los modelos más avanzados. Independientemente de que estemos trabajando en interiores o exteriores.

- Permiten una comunicación exclusiva para los componentes de un mismo sistema, asignados a un mismo canal. De este modo se evitan interferencias con otros sistemas de flash que puedan estar utilizándose en el mismo espacio (de forma similar a los canales en el sistema CLS).

- Los disparadores por radio no requieren de "visión directa" entre emisor y receptor. Es decir: trasmiten su señal a través de elementos opacos y a largas distancias (como hemos visto anteriormente).
¿Quieres retratar a alguien a través de una ventana, ocultando los flashes a los lados de la ventana? ¿... o poniendo una luz de recorte?
¿Quieres ocultar una luz en un escritorio, en una puerta lateral de un largo pasillo, en la bolsa del equipo y que ilumine el rostro de quien la abre, etc.?
No hay problema! el disparador por radio recibirá la señal igualmente y disparará el flash por muy escondido que esté!

- Al no necesitar de "visión directa", el sistema por radio no se ve afectado por la luz contínua ni la de destello, por muy cercanas e intensas que sean. Puedes disparar a contraluz, teniendo el sol al fondo, sin ningún problema!

NOTA: como puedes ver en esta entrada de mi otro blog, la limitación del CLS ante una luz potente no siempre se cumple. La cuarta fotografía que ilustra el artículo, la realicé durante uno de mis cursos, para comprobar la sincronización del sistema CLS con las velocidades altas de obturación. El sistema de disparo fue CLS, utilizando como emisor el propio flash incorporado en la cámara (D300). El sol estaba ante nosotros (aparece al lado del sujeto) y no falló...

- El sistema por radio permite que combinemos el uso de unidades de flash disparadas por receptor de radio, con unidades disparadas mediante célula óptica (la incluída en el flash que incorporan muchas unidades, o una célula optica externa, en caso de que el flash no incorpore una). De este modo, podemos aprovechar nuestros flashes antiguos para organizar esquemas complejos de iluminación. Simplemente hemos de ubicar las luces de forma estratégica para que las más ocultas se disparen por radio a la vez que provocan el destello "por simpatía" de las que dependen de célula óptica. Es muy sencillo: hemos de planificar qué unidades de flash pueden verse entre si y qué unidades no, pudiendo olvidarnos de qué ubicación tenga la cámara (con su emisor).

- Los sistemas por radio son standard: pueden disparar cualquier modelo de flash, de cualquier fabricante, aunque sea/n antiguo/s. La conexión entre el receptor por radio y el flash podrá ser mediante la zapata o cable. En algunos modelos más avanzados, podremos utilizar incluso el sistema de flash para disparar de forma remota unidades de flash de studio (monolight) de cualquier fabricante, conectando los receptores por cable. De nuevo podremos combinar las unidades de flash de estudio disparadas por radio, con otras disparadas "por simpatía" (mediante su célula incorporada) o incluso con flashes portátiles (por radio también, o "por simpatía").

NOTA: Algunos modelos de flash de estudio incorporan "de fábrica" células receptoras en su cuerpo, tanto ópticas, como por radio. En este caso, los disparadores por radio, no serán standard: deberemos utilizar el sistema por radio de la marca, compatible con el receptor incorporado al flash (monolight).

----

¿A dónde llegamos con todo este recorrido?
Más o menos, a la respuesta que veíamos al principio: depende.
No hay un sistema "mejor" en todos los casos... cada uno tiene sus características, sus "pros y contras", su campo de trabajo ideal, etc.

Lo importante es conocer hasta dónde podemos llegar con cada uno de ellos (o intentarlo, al menos).
Es posible que en muchas ocasiones, ambos nos sorprendan...
En mi caso, dispongo de diversos sistemas de disparo, que he utilizado desde la época analógica con mi F3 y FM2. Durante años utilicé tanto el cable, como la combinación de éste con células ópticas. Actualmente, sigo utilizando estas células, combinadas con unidades de flash compatibles con el sistema CLS (no todos mis flashes son compatibles con CLS!) o disparadores por radio (exclusivamente o combinados con sistema óptico, depende de la situación).

El sistema de disparo por radio fue mi inversión más reciente en este campo (algo lógico, por otro lado). La posibilidad se convirtió en necesidad, cuando empecé a combinar en exteriores el uso de flash portátil, con unidades de flash de estudio (monolight).
Actualmente, siempre llevo (por si acaso) los disparadores por radio a cada sesión. En ocasiones me sirven de gran ayuda para ubicar esas luces que serían imposibles con un sistema óptico (escondidas, por ejemplo). En otras ocasiones, ocurre que los disparadores por radio no salen de su bolsa... y toda la sesión se solventa perfectamente con el sistema CLS.

Puedes ver algunas fotografias recientes iluminadas con flashes portátiles en mi galería de flickr (más actualizada que mi web :)
http://www.flickr.com/photos/photomamp/
O en esta entrada de un curso que impartí recientemente sobre iluminación con flashes portátiles:
http://stockphotomamp.blogspot.com/2010/05/curso-iluminacion-con-flash-portatil-en.html

¿Tienes dudas, comentarios, opiniones...?
No dudes en utilizar la herramienta de comentarios!

... y gracias por llegar hasta aquí!!