viernes, 29 de enero de 2010

2. Esquemas básicos de Iluminación: componer con la luz. Parte 2.

NOTA INTRODUCTORIA: como ya fué comentado en el capitulo anterior, podemos emplear diversas nomenclaturas para identificar la ubicación de las luces. Entre las más populares, encontramos las siguientes:

- El reloj de Millerson: identifica la ubicación de las luces, comparándolas con las horas de un reloj, desde un punto de vista cenital. La perspectiva que se impone en la ordenación de luces, es la de la cámara, gobernada por el rostro retratado, al modo de una brújula: el rostro siempre se dirige hacia las 6:00; si el rostro gira, la nomenclatura gira con él. En este caso, se establece un "eje" perpendicular al rostro que siempre se dirige hacia las 6:00. De este modo, una luz procedente de detrás del rostro será una luz a las 12:00, una luz frontal (dirigida desde el punto hacia el que mira el rostro) será una luz a las 6:00, etc.

- Alternativa al reloj de Millerson: El plantemiento es parecido al "reloj de Millerson", pero invertido y más estático. De nuevo es la vista cenital de un "reloj". En este caso, el punto de vista que se impone en la escena, es el del sujeto fotográfico. Establecemos una línea perpedicular al fondo, que une figura y fondo. En la base de esta línea (en su unión con el fondo), siempre están las 6:00 independientemente de que en cada momento la/el modelo pueda girar su rostro o torso. De este modo, una luz procedente del fondo será una luz a las 6:00, una luz frontal será una luz a las 12:00, etc.
Personalmente, prefiero este sistema. Con esta "alternativa al Reloj de Millerson",  la nomenclatura de un esquema de iluminación estable, no cambia cada vez que el fotógrafo o el modelo cambien de posición (puesto que son relativas a la escena).
Puede parecer un poco complicado, pero en adelante las fotografías que muestren el efecto de una luz estarán acompañadas de un diagrama que muestra las posiciones de fondo, modelo, luces y cámara desde un punto de vista cenital. De ese modo, será mucho más sencillo entenderlo e iniciarse en esta nomenclatura.

- La ubicación en grados: Este sistema relaciona la ubicación de las luces con respecto al eje óptico y la horizontal. Se indica en grados, que identifican los ángulos establecidos entre el eje óptico y el eje del foco, así como entre el eje óptico y la horizontal. Según este sistema, una luz ladeada hacia la izquierda  y dirigida a un rostro desde un punto de vista elevado, será una luz de "45º a la izquierda y 45º elevada" o también conocida como "45º y 45º" de forma sintética (puesto que es una ubicación clásica de luces). Esta nomenclatura  "45º a la izquierda y 45º elevada" significa: una luz desviada 45º con respecto al eje óptico (izquierda) y 45º con respecto a la horizontal (elevada).
Esta nomenclatura no siempre emplea grados para ambas ubicaciones (horizontal y vertical). En algunos casos puede mostrar sólo una medición en grados, indicando la orientación en el plano horizontal (si no indica ninguna información en el plano vertical significa que la altura del foco es "media" o a la altura de los ojos en retrato). Así mismo puede acompañarse de informaciónes no basadas en grados, del tipo: (90º a la derecha, ligeramente elevada).

- La ubicación "descriptiva": Este modo no es realmente un "sistema" (no está tan "sistematizado" como los otros, aunque ninguno lo está de forma normalizada), pero resulta fácilmente comprensible cuando pretendemos mostrar ubicaciones de luces aproximadas. Es el más fácil de explicar, pero no el más preciso. La ubicación de las luces se expresa de diveras formas, a veces combinanda con la nomenclatura de otros sistemas.
Algunos ejemplos de sistema sistema pueden ser: luz ladeada dirigida al sujeto desde la derecha, a 45º y "luz de recorte" o "luz de contra" por la derecha (ésta última, luz que procede desde el fondo y se dirige hacia el sujeto, marcando su contorno).

Algunas cuestiones habituales a este respecto, son:

- ¿Cual de los sistemas es el mejor? cualquiera que nos sirva para entendernos. Si los interlocutores sabemos qué tipo de nomenclatura estamos empleando, no deberíamos confundirnos. Al fin y al cabo, la ubicación de las luces siempre es aproximada. En el estudio fotográfico no solemos utilizar un medidor de ángulos y cinta métrica para ubicar los focos.

- ¿Se puede prestar a confusión algún sistema más que otros? en el remoto caso de que pudiésemos confundir derecha con izquierda o fondo con primer plano (por las interpretaciones simétricas de algunos sistemas), la fotografía es la que nos mostraría dónde está la luz frontal, dónde el contraluz, dónde el relleno, etc.

Para que no se presten a confusión los capítulos siguientes, el sistema que emplearé en adelante es "la Alternativa al Reloj de Millerson", por las razones que ha sido expuestas en los párrafos anteriores.

Vayamos a ello:


- 12:00 o Luz frontal:
Es la luz que obtenemos habitualmente cuando fotografiamos con el flash en el cuerpo de la cámara.

No muestra volúmenes en el rostro por falta de sombras y, si tiene un mínimo de dureza, produce reflejos directos de cualquier rastro de humedad en la piel. Resulta poco beneficiosa para el retrato en su altura central (aproximadamente a la altura de los ojos).

Una excepción sería el flash anular o flash de anillo, por la especial luz suave y envolvente que produce (a continuación):


En su alternativa Frontal Elevada, (también llamada “Cenital Frontal” donde el foco está más alto que el rostro), obtenemos la iluminación conocida como “Mariposa” cuando el foco está cerca del rostro (recibe el nombre por la sombra que se proyecta bajo la nariz). Veámosla a continuación:

 

La luz Frontal Elevada muestra más volumen en la cara, al aparecer las sombras proyectadas de cejas, nariz, pómulos y barbilla, todas ellas de forma simétrica. Estas sombras pueden ayudar a estilizar el rostro (en la mayoría de ocasiones, suavizadas con una luz de relleno frontal baja).

Cuando la luz Frontal Elevada (o Cenital Frontal) se compensa con una luz de relleno frontal baja y se encuadra desde un punto de vista más alto que el del rostro, obtenemos la combinación de iluminación y encuadre conocida como “Paramount” (esta productora norteamericana la utilizaba habitualmente para retratar a sus estrellas, por el protagonismo que confiere a la mirada y pómulos, a la par que disimula las imperfecciones de la piel y el maquillaje). Cuando esta iluminación se encuadra de modo frontal (a la altura de los ojos), también se la denomina "Clamshell".

En ambos casos, “Mariposa” y “Paramount” puede rellenarse con una pantalla reflectora desde la parte baja del rostro, cuando sólo dispongamos de un único foco:
 

En su alternativa Frontal Baja, la luz frontal ofrece un resultado dramático, similar a las luces bajas de escenario. Eleva las sombras hacia arriba y muestra luz en las zonas del rostro que habitualmente están en sombra. (podemos verla en la ilustración siguiente).



- 1:30 o Luz Lateral:
Produce mayores sombras en el rostro y, por tanto, mayor sensación de volumen y mejor representación de la textura.

La representación del rostro es asimétrica. En el lado opuesto a la luz abundan las sombras, lo que puede ayudar (junto a un fondo oscuro) a mostrar una apariencia más delgada:



En el caso de Luz Latera Central (foco a la misma altura que el rostro) y dependiendo de la posición del modelo, pueden aparecer áreas de luz entorno a los ojos y mejilla que llamen la atención en exceso y no representen adecuadamente el rostro. Puede reducirse la falta de iluminación en la zona de sombra, girando sutilmente el rostro del modelo hacia la fuente de luz. Esta iluminación es también conocida como “Tres Cuartos”.

Los rostros levemente girados hacia la Luz Lateral Central, se representan de forma más estilizada, por lo que esta disposición es aconsejable para rostros anchos. Por el contrario, los rostros levemente girados hacia el lado opuesto de la Luz Lateral Central reciben más luz en la mejilla más cercana, dándole un aspecto más prominente; resultará más adecuada para rostros delgados.
 

En su alternativa elevada o Luz Lateral Elevada (ilustración anterior), mejora la representación del rostro ofreciendo una representación del volumen más parecida a la que produce la luz natural (que suele estar más elevada habitualmente). Las sombras son armoniosas y muestran mayor expresividad en el rostro. La Luz Lateral Elevada es también conocida como Iluminación “Rembrandt” o “Triángulo Rembrandt” (en caso de que entre el ojo y el pómulo de la sombra menos iluminada aparezca un triángulo de luz).

La clave para ubicar la Luz Lateral Elevada es el doble ángulo de 45º: el haz de luz forma un ángulo de 45º con respecto al eje óptico. A su vez, la inclinación del haz de luz dirigiéndose desde arriba hacia al sujeto, forma 45º con respecto a la horizontal.

Suele utilizarse habitualmente, compensada con luz de relleno (en posición simétrica: a 1'30 en el lado opuesto), o con un panel reflector (en caso de disponer de un sólo foco), para atenuar la densidad de las sombras.
 
En su alternativa baja o Luz Lateral Baja, muestra de forma menos evidente la teatralidad de las luces que proyectan las sombras hacia arriba (como era el caso de la Luz Centra Baja). No obstante, la dirección de la luz y las sombras siguen mostrando cierto dramatismo que puede utilizarse para simular una iluminación de interior de poca intensidad, como el fuego de una chimenea, la luz de unas velas, etc.
 
 









Próximo capítulo (con más esquemas de iluminación):