lunes, 4 de enero de 2010

1-B. Modificadores de la luz. Parte 1.


(c) Miguel Ángel Muñoz Pellicer / www.photomamp.com

Centrándonos en el tipo de iluminación al que se dedica este curso (flash de estudio), la cantidad de accesorios de los que disponemos para modificar la calidad y cantidad de luz es muy amplia.

La mayoría de estos accesorios permitirán incrementar el rendimiento de los focos redirigiendo el haz de luz generado por un emisor puntual (que por defecto se irradia en todas direcciones), hacia la escena. A su vez, permitirán modificar la calidad de esta luz (especialmente modular su dureza) mediante transmisión y reflexión que genere un haz de luz disperso, aunque dirigido hacia la escena a fotografiar.

Como norma general, cuanto más puntual sea la fuente de luz, más dura será su iluminación (menor gradación entre luces y sombras); por el contrario, cuando mayor sea el área del iluminador, mas suave será la iluminación que produce (mayor transición entre luces y sombras).

Esta dimensión del “área del iluminador” es relativa a la distancia de observación; el resultado de relacionar el área real, con la distancia, se denomina “área efectiva”. Resulta evidente, por tanto, que la distancia al sujeto será otra forma de variar la dimensión del área efectiva: cuando más cercano esté un iluminador, mayor será su área efectiva. Veremos más variables de las cuales depende la dureza o suavidad de la luz, en el siguiente capítulo 3 (“Control de las Fuentes: Intensidad y Calidad”).

Los modificadores de la calidad de la luz más habituales son:

- Reflectores o parábolas (en inglés Lamp Reflectors):
Se instalan en la base de la fuente de luz y orientan la mayoría del haz emitido hacia la escena, incrementado el rendimiento del foco emisor.
Los reflectores pueden tener diversa curvatura, amplitud y profundidad, variando así su forma de modificar el haz de luz. Básicamente pueden dividirse en dos tipos:
  • Esféricos: de lados cortos y abiertos, ofrecen un haz de luz relativamente amplio.
  • Parabólicos: de lados más cerrados, ofrecen un haz de luz más estrecho.
Un caso especial de reflector es el “beauty dish”: un doble reflector (la primera reflexión se produce en un disco invertido delante de la lámpara del flash), de gran amplitud, que proyecta un haz de luz amplio y ofrece un equilibrio entre haz de luz dirigido y suavidad de la iluminación, especialmente indicado para belleza (de ahí su nombre).

- Paraguas (en inglés: Umbrellas):
Junto con las ventanas, son los accesorios más utilizados en estudio. Especialmente indicados para iluminar áreas amplias con una intensidad homogénea. Son fáciles de montar y transportar.

Aumentan el diámetro del haz de luz sobre la escena y, como consecuencia, reducen su dureza. La luz que llega al sujeto es suave y se reduce la intensidad de las sombras.

Pueden utilizarse de dos modos: mediante transmisión de la luz (paraguas translúcido que se interpone en el haz de luz) o mediante reflexión (el haz de luz se dirige al paraguas, se refleja en su interior y vuelve redirigido hacia la escena). Los diversos recubrimientos del interior del paraguas pueden modificar la temperatura de color de la luz: mediante tonos plateados (neutros), dorados (que reducen la temperatura de color, pudiendo simular luces de atardecer) o una combinación de ambos.

Un accesorio específico para paraguas, permite una tercera alternativa para modificar la calidad de la luz ofreciendo una mezcla entre flash reflejado y por transmisión: es la ventana para paraguas (en inglés: Soft Box Umbrella Accesories, Brolly, Brollybox). Se instala en la salida de luz del paraguas, cuando éste está en modo reflejado. Genera una especie de ventana en la abertura del flash, ofreciendo un luz dirigida propia del flash reflejado, pero dispersada como en el caso del paraguas por transmisión. Su resultado es más parecido a una ventana (a excepción del reflejo que produce).

Generalizanzo, la luz proporcionada por los paraguas es más suave que la luz directa de la antorcha con su reflector (aunque más dura que la luz de ventana); pero su haz es poco controlable y puede inundar zonas no deseadas (como paredes y/o techos), generando luz parásita. Resulta conveniente utilizar "banderas" para evitar la incidencia de la luz en lugares no deseados.

- Ventanas (en inglés, dependiendo de la forma: Softbox, Stripbox, Octobox):
Junto con los paraguas, son los accesorios más utilizados en estudio. Al igual que los paraguas, son especialmente útiles para iluminar áreas amplias con una intensidad homogénea.

Redirigen el haz de luz hacia su superficie frontal, donde la suavizan por transmisión mediante material translúcido difuso. Al disponer de paredes opacas y reflectoras en su interior, ofrecen un mayor caudal de luz dirigida que los paraguas, por lo que incrementa el rendimiento del iluminador y reducen el riesgo de luz parásita.

Su luz es más suave que la obtenida con el paraguas y esa suavidad se incrementa de forma inversamente proporcional a la distancia entre foco y modelo (a mayor proximidad, mayor tamaño efectivo). Lo que hace de ellas el accesorio más utilizado en el estudio como luz principal.

Disponen de accesorios para la pantalla frontal, que permiten intervenir en el haz de luz suave que se dirige a la escena, como rejillas al modo de panales (que aumentan la direccionalidad del haz de luz suavizado), banderas (que reducen y concretan el área sobre la que incidirá el haz de luz), etc.

- Conos (en inglés: Snoot):
Reducen el ángulo del haz de luz que se dirige a la escena (sin intervención óptica), permitiendo el paso exclusivamente a los rayos que se dirigen en una dirección similar cercana al centro del foco emisor (la de la abertura del cono), reduciéndola a un área más concreta.

Su luz es dura por ser unidireccional, pero reduce el rendimiento del iluminador (puesto que sólo aprovecha parte de los rayos emitidos).

Especialmente utilizados para iluminar zonas concretas a mayor distancia (rostro, cabello, fondo, etc.).

- Frésnel:
Redirecciona ópticamente los rayos de luz que se dirigen a la escena mediante refracción. El ángulo de ese haz de luz es modificable mediante el movimiento de la óptica que compone el fresnel (lente positiva escalonada, que hace converger los rayos de luz hacia un punto de foco).

De este modo, el área circular iluminada puede variarse, no sólo por la distancia de la antorcha a la escena, sino también por el movimiento de la lente a modo de zoom.

Su luz es dura y bien distribuida (prácticamente homogénea hasta los márgenes). Al aprovechar más cantidad de rayos de luz que el cono (por redireccionarlos ópticamente), incrementa el rendimiento del iluminador.

Especialmente utilizados para iluminar zonas puntuales como el rostro, el pelo o el fondo.

Próximo capítulo:
1-B. Modificadores de la luz. Parte 2.

- Panales.
- Pestañas móviles, banderas de foco, gobos.
- Banderas independientes y paneles.
- Pantallas reflectoras y difusoras externas.
- Filtros de gel.
- etc...