viernes, 30 de julio de 2010

Fotografía de producto con flash portátil

(c) Miguel Angel Muñoz Pellicer / www.photomamp.com

La imagen superior muestra un ejemplo de fotografía de producto, realizado exclusivamente con flashes portátiles (y, obviamente en este caso, sin combinación con luz natural).

El objeto elegido para realizar la fotografía es un casco integral negro con acabado mate y ciertos componentes que deben aparecer destacados en la imagen (gafas de sol integradas, protector nasal, visera transparente, acabado mate de la superficie, etc.)

El planteamiento inicial es aprovechar su aspecto oscuro (que se extiende casi por todo su contorno gracias a las gafas de sol integradas), para generar una imagen más simbólica que "objetiva". No obstante,  será esencial destacar los elementos particulares que definen este modelo. Tanto por sus componentes particulares, como por su estética global:

- Forma y color: representado de modo que no sea el fondo el que define el perímetro del objeto (un fondo diferente al negro, hubiese marcado fácilmente el contorno del objeto, .... hubiese sido más fácil ... pero no me gustaba demasiado... :)

- Calidad de la superficie: el acabado de este casco es mate. Merecía la pena intentar mostrar ese acabado de la superficie mediante la fotografía, especialmente por su contraste con la visera transparente y las gafas de sol internas que incorpora. La visera y las gafas de sol incorporadas, obviamente, tiene una superficie similar al cristal (plástico rígido) con su brillo correspondiente.

- Elementos o componentes particulares: en la abertura delantera, el casco posee las gafas de sol retráctiles (a las que ya me he referido) y una protección nasal. Ambas (como no!) de nuevo en negro. Negro brillante en el caso de las gafas de sol, y negro mate en el caso del protector nasal.

Trabajando tantos objetos negros sobre fondo negro, la solución más efectiva para mostrar las formas de cada uno, así como la calidad de su superficie es la utilización de los reflejos. A los componentes anteriores, hemos de sumar el habitual en los cascos: la visera frontal transparente. Ésta última, debe mostrar sus cualidades esenciales: brillo, forma y transparencia. Estas tres cualidades deben estar equilibradas para que siga viéndose qué hay debajo correctamente (como en unas gafas). Perfilar el contorno de la visera con luz (con reflejo, de nuevo), nos ayudará a que el espectador la reconozca fácilmente.
El reflejo ofrece una información muy útil sobre la forma y la calidad de la superficie (textura, nivel de brillo, etc.). Si tenemos tantos objetos de un mismo tono en diversos planos (fondo incluído), y queremos lograr fotográficamente una información completa sobre cada uno de ellos, diferenciando cada plano, uno de los mejores (o casi únicos) modos de hacerlo es mediante el reflejo que esas formas y superficies producen.

El reflejo (especular o difuso), no es más que la aparición de la fuente de luz en la superficie que fotografiamos. dependiendo del tamaño de la fuente de luz, puede ocurrir:

- Si el emisor de luz es pequeño, su reflejo es pequeño. En este caso, no se extiende lo sufiente por la superficie a fotografiar, como para mostrar las cualidades de esta última. Además, al ocupar (el reflejo) un área reducida, toda la intensidad de luz del iluminador se concentra en un espacio muy pequeño (y por tanto muy brillante) que produce las típicas manchas cargadas de intensidad de luz (los reflejos que no suelen gustarnos).

- Si el emisor de luz es grande, el reflejo es grande. Éste segundo caso es el que nos resulta más útil: el reflejo se extiende por una mayor área de la superficie y, por tanto, empieza a mostrar sus particularidades (forma, textura). Además, al repartirse toda la intensidad de luz del iluminador, a lo largo de un área mayor, la intensidad del reflejo se reduce, resultando mucho más facil de registrar fotográficamente (la intensidad de las altas luces se reduce, por tanto: el contraste se reduce y la gradación tonal aumenta).

Las disposiciones de las luces pueden verse en el esquema de iluminación a continuación (puedes pulsar para verlo aún más grande y poder leer los comentarios en rojo).



Una primera pregunta lógica (incluso antes de ver el esquema) es:
¿Serían las ventanas (softbox) el mejor accesorio para realizar esta fotografía? por supuesto! pero no para todas las luces. Sería útil para la luz de la derecha (la que debe aparecer reflejada en las gafas).
... pero ...
Mi "respuesta - pregunta" es:
¿sería de utilidad esta entrada si no mostrase una alternativa para aquellos lectores que no tengan ventanas? (especialmente ventanas para flashes portátiles, que es la única fuente de iluminación empleada).

Probablemente, sería de menos ayuda para aquellos que no tengan paraguas.
Por el contrario, realizando la fotografía que ilustra este artículo, ambos obtienen respuesta:
- Si tienes ventana, puedes emplearla en la luz de la derecha (4) y eliminar el difusor extra (5), en caso de que la ventana sea suficientemente grande (!).
- Si no tienes ningún accesorio, más que un paraguas por transmision (paraguas blanco), no te preocupes! puedes realizar también esta foto! (de hecho, yo la hice con un sólo paraguas; el resto de accesorios son de fabricación casera, con materiales económicos y fáciles de localizar).

Sigamos...

Éste esquema es suficientemente explicativo por sí mismo. Como comentario extra, sobre las particularidades de este caso concreto, indicaría dos:

- La luz con paraguas (4) no era suficientemente amplia, pese a estar cerca (y mostraba demasiado la forma del paraguas). La solución fue superponer al paraguas un nuevo difusor muy denso (una lámina doble de polipropileno, del que se utiliza para acolchar parquet). Con esto logré una luz muy suave y una superficie de iluminación enorme.
Para quien se plantee realizar una iluminación similar con ventana (softbox), debe tener en cuenta las dimensiones de la misma. No es suficiente iluminar con un difusor (ventana, paraguas, etc.); además es importante que el área relativa del iluminador (al menos, en ocasiones como ésta) sea muy grande. En este caso, obtuve un área de iluminación de 1 x 1,5 metros con el polipropileno (interponiéndolo entre el iluminador y el casco).

NOTA: el polipropileno se vende en rollos de 1 metro de ancho (por 15 o 20 metros, creo recordar) en casi todas las tiendas de bricolaje. Es muy económico, incoloro (tono neutro), difuso de forma homogénea (no tiene zonas de más o menos claridad) y permite hacerse difusores del tamaño que queramos. Ésta es la razón por la que utilizo un rollo de polipropileno cuando necesito difusores de gran tamaño.
Por cierto, hay una versión con acabado plateado por un lado. Como podréis imaginar, utilizo mucho este material plateado también. Su tono es neutro (no afecta al color), es muy resistente y me permite hacer reflectores para "cuerpo entero" (1x2 metros) cuando trabajo con modelos.
Os preguntaréis / te preguntarás:
... pero... ¿se le puede dar forma rígida y consistente a un material que viene enrollado? ¿es transportable? la respuesta es sí en ambos casos. Pero, dejemos algo para próximas entradas :)
En la ocasión que nos ocupa (la fotografía del casco), simplemente colgué el difusor de la barra horizontal de una jirafa.

- La iluminación en forma de franja (2). Es muy efectista y fácil de lograr: con dos cartones rígidos, a modo de pestañas (superior e inferior), limito la extensión del haz de luz en vertical (muy reducida, como puede verse en la fotografía final). Con el zoom del flash, controlo la extensión en horizontal (en este caso, amplié hasta una cobertura de 35mm aprox, creo recordar). De este modo obtenemos distribuciones de luz muy diferentes a la circular o rectangular con las proporciones habituales en un flash; de hecho, la distribución de luz en este caso era panorámica (strip light).

Y por último, si alguien se pregunta: todo este equipo... ¿significa mucho volumen para poder transportar? La respuesta es no. En absoluto!
Quien me conoce, sabe que soy austero en la ampliación de equipo. No amplio equipo gratuítamente. Y quien ha asistido a mis cursos, sabe que, cuando trabajo con flashes portátiles, suelo trabajar con lo que puedo transportar en la moto (includo el difusor o reflector de gran tamaño y su estructura rígida).
Este último, puro bricolaje (el famoso término alglosajón "DIY"), para que sea muy económico, efectivo y portátil. Para eso es un equipo portátil ¿no?

Cuando he de trabajar con otro tipo de iluminación, como es el caso del flash de estudio y sus accesorios, el volumen se amplia, obviamente. Tampoco es un problema; simplemente es un modo distinto de trabajar y hay que utilizar otro modo de transporte.

Parece que está todo inventado, pero frente a las nuevas situaciones que las fotografías nos plantean contínuamente, siempre hay materiales alternativos para lograr nuevas soluciones versátiles, que ofrezcan calidad 100% (y algo muy importante: económicas). Por tanto, cada día hay nuevas cosas para idear, optimizar, etc.

Puede ser que haya una pregunta más:
Cuando planificas un tipo de iluminación de este tipo, trabajando con flash portátil... ¿pruebas alternativas? ¿cuesta encontrar la ubicación exacta de las luces?
Depende: a veces más, a veces menos. No obstante, si trabajo con tiempo, prefiero asegurar el resultado y no quedarme con lo primero que me parece "util y efectista". De hecho, a continuación podéis ver unas cuantas pruebas previas hasta llegar a la imagen final del casco:


Tanto la versión de "difusor DIY", como el "reflector DIY" de 1x2 metros, ya los he utilizado en alguno de mis cursos. Tal vez dedique una entrada a este tema más adelante.

No dejes de utilizar la herramienta de comentarios (más abajo) para cualquier consulta (o comentario!).
Puedes suscribirte a este blog para mantenerte actualizado y recibir información de cada entrada nueva que publique.

Felices fotos!