lunes, 14 de marzo de 2011

TTL Wireless en exteriores.

Dos unidades de flash disparadas en exteriores, mediante TTL wireless.
Modelo: Patricia Vinuesa.
(c) Miguel Angel Muñoz Pellicer / www.photomamp.com

Los sistemas de disparo por radiofrecuencia (radio triggers), son la herramienta ideal cuando tengamos la mínima sospecha de que un sistema óptico pueda fallar. Siempre que voy a trabajar en condiciones en las que no puedo asegurar 100% los resultados con mi TTL Wireless, llevo los disparadores por radio en la mochila.

Sin embargo, siempre prefiero empezar trabajando con el TTL Wireless...
... ¿por qué? ...
... ¿ganas de complicarme la sesión?
... ¿?

No.

Sencillamente quiero tener cada vez más claro cuándo mi sistema falla realmente.... y cuando no.

Como ya sabrá quien haya estado por aquí en artículos anteriores, trabajo con CLS / AWL (TTL Wireless de Nikon), empleando el flash incorporado de mi D300 como máster (podría emplear otro flash como máster... pero perdería unidades de flash externos, empleando una de ellas como máster).

(En mi opinión) habitualmente, se desconfía "demasiado pronto" de los sistemas TTL Wireless. Incluso lo más sencillos (los que emplean el flash incorporado de la cámara como máster, cada vez más habituales con más fabricantes) funcionan mucho más de lo que podría parecer a simple vista.

La fotografía que inicia este artículo está realizada por la tarde, con una nivel relativamente alto de luz ambiente (en la imagen final aparece más tenue por estar subexpuesta). Se emplearon dos unidades de flash y, obviamente, las disparé con el sistema Nikon CLS (empleando el flash incorporado de mi D300 como máster).

A la izquierda de la cámara, había un Nikon SB800 con un paraguas translúcido.
A la derecha de la cámara, un Metz 48 AF-1 sin ningún accesorio.

Para lograr esta imagen (especialmente para lograr congelar el salto en el aire), realizamos muchas tomas. El sistema de disparo CLS no falló en ningún caso.

Por supuesto, podría haber empleado los disparadores por radio (los llevaba en la mochila, "por si acaso" como suele ser habitual). Pero, como ya sabrás, el sistema CLS me permitió realizar algunas tomas en modo TTL, algunas en modo manual, modificar las potencias de disparo de cada uno de los flashes, ... sin moverme de mi ubicación (controlando el comportamiento de los flashes esclavo desde el máster).

... Los disparadores por radio de última generación también incorporan estas posibilidades (TTL, control desde el emisor, etc.)... pero, si ya tengo un sistema que funciona, me resulta dificil pensar en adquirir otro ...

La efectividad de los sistemas TTL Wireless se basa en su naturaleza óptica: el flash esclavo necesita ver al máster.

En interiores o exteriores, el tema funciona de forma muy distinta. En algunos artículos anteriores como éste, ya he hablado sobre las posibilidades de disparo en interiores, incluso "escondiendo" las unidades de flash premeditadamente.

En exteriores, no funciona del mismo modo (a no ser que tengamos dónde reflejar la luz del máster). Suponiendo que no podemos reflejar la luz del máster en ningún sitio, la respuesta a las preguntas:

- ¿Con cuanta luz ambiente puede llegar a funcionar el sistema TTL Wireless en exteriores?
- ¿A qué distancia puede llegar a funcionar el TTL Wireless en exteriores?

Es combinada: cuanta mayor luz ambiente, menor será la distancia a la que podremos separar flash máster y flashes esclavos... y cuanta menor luz ambiente mayor será esa distancia.

¿Y cuál puede llegar a ser la distancia si la luz ambiente es tenue?
Yo diría que bastante...

Por el momento, no he llegado al límite de distancia (que siempre se ampliará según descienda el nivel de luz ambiente). Pero, para que "te hagas una idea", a continuación puedes ver una imagen tomada con una distancia focal de 200mm. (un 300mm. tras convertir el factor de multiplicación 1,5 de mi sensor). Los dos flashes que iluminan a la modelo están disparados (como cabe esperar) con Nikon CLS, empleando el flash incorporado como máster.


Si la imagen anterior no te permite hacerte una idea aproximada de a qué distancia trabajaba, tal vez la siguiente resulte más descriptiva. En este caso, la misma escena fotografíada con un 18mm (visualmente, como un 27mm tras aplicar el factor de conversión focal de mi cámara).


Si recorres el puente visualmente desde la izquierda, verás a la modelo iluminada desde ambos lados, poco antes del centro de la imagen (incluso se ve el flash a la derecha, casi en el mismo centro de la fotografía). Es una buena distancia... ¿no crees?

Es cierto que estas imágenes están realizadas por la tarde y por la noche... pero no es necesaria una luz tenue. Puede trabajar igualmente a mediodía, o por la mañana. Para comprobarlo, puedes ver estas sesiones:

- En la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, por la mañana, con una Canon Eos 7D (utilizando el flash incorporado de esa cámara como máster).

- En las Jornadas de Iluminación en Comenius, en la calle, a pleno sol, por la mañana, ... empleando la Nikon D300 y su flash incorporado como máster. En la primera fotografía del artículo enlazado sobre Comenius, podrás ver la imagen de "making of" correspondiente al esquema de iluminación con el que se obtuvo esta fotografía:

Amanda en las prácticas de Comenius. Luz de sol (izq.) + flash con paraguas (dcha).
(c) Miguel Angel Muñoz Pellicer / www.photomamp.com


En ambos casos, el TTL Wireless funcionó perfectamente "a pleno sol".

Más pruebas, y más resultados, en ese "agujero negro" que lleva unos meses absorbiendo gran parte de mi tiempo: el libro de iluminación ;)


---